En la política, pareciera a veces que el propósito no fuese “llegar”, sino NO bajarse del burro.



Gracias por registrarte en mi blog!

Recibirás un correo de confirmación.