Noto esa muerte

insinuarse

rondar como femme fatale

con los hombros al aire.

Es una pequeña muerte

la de hoy

como el hoy

que ya ha muerto.

Soy tierra de nadie

una madrugada,

el gemelo vivo

el único que supo lo que vino

el que sabe qué se acaba.

Soy y no soy nada

como he sido siempre

vida y muerte,

ayer y mañana

y presente: presente de ausencias.



Gracias por registrarte en mi blog!

Recibirás un correo de confirmación.